PERÚ

Perú

La educación en Perú 

Los colegios públicos y privados del Perú imparten al menos los primeros niveles posibles, es decir, inicial y educación primaria, que tienen su culminación en la educación secundaria. El contenido propuesto se encuentra en el Diseño Curricular Nacional, que norma, además, las capacidades fundamentales y específicas que se buscan desarrollar en el alumno. En esta nota les ofrecemos un acercamiento inicial a los padres que se enfrentan por primera vez a la matrícula escolar, que en el caso de los colegios particulares implica –a veces– una evaluación del postulante, diversas modalidades de ingreso y pagos adicionales a la pensión.

¿Qué se entiende por educación “obligatoria”? No significa que los niños peruanos, por la buena voluntad del Estado, están obligados a ir a la escuela. Aseverar que la educación peruana es obligatoria significa que los niveles educativos son insoslayables, están articulados de tal manera que no pueden saltarse bajo ningún concepto. Es decir, que para postular a la educación terciaria o superior es obligatorio haber cursado estudios secundarios, y para acceder a la secundaria es obligatorio haber estudiado y aprobado antes la primaria completa.

El único nivel que no es obligatorio es el Inicial, en donde todos los niños y niñas son promovidos sin excepción. Es más, ni siquiera es necesario, para acceder a la primaria, haber cursado la educación inicial. El único requisito es contar con la edad mínima requerida, que en este caso es de seis años de edad.

Aclarado este punto, se puede decir entonces que el sistema educativo peruano contempla como educación de carácter obligatorio los niveles de primaria y secundaria, no así la educación inicial, más bien voluntaria y prácticamente inexistente por parte del sector público, al punto que los centros de estimulación temprana y los nidos son atendidos en su mayoría por instituciones privadas a lo largo de todo el país. Las guarderías y nidos, por lo general, aceptan la asistencia de niños desde los 18 meses o dos años de edad, quienes pueden incorporarse en cualquier época del año.

La mayoría de nidos atiende a un número reducido de alumnos por aula (10 a 15) y en su mayoría funcionan en casas acondicionadas para este fin. El horario en estos casos, por lo general, es de 9:00 a.m. a 12:30 p.m.

La primaria tiene una duración de seis años y es cursada por los niños de entre seis y 12 años de edad. Los docentes en este nivel imparten todas las materias, salvo las asignaturas de Música, Educación Física, Idiomas y Religión, que son impartidas por profesores especializados. En muchos colegios este método solo se emplea hasta el quinto grado.

La secundaria dura cinco años y es cursada por jóvenes de entre 12 y 17 años de edad. Todas las asignaturas son impartidas por profesores especializados. Los colegios bilingües desarrollan algunos cursos en el idioma extranjero.

El ingreso  o admisión

El reglamento de admisión de los colegios privados no es igual en cada caso, por lo que es bueno informarse antes. Esto afecta incluso a la oportunidad para postular. En esta nota solo podremos dar observaciones generales al respecto. Así, en general, en la mayoría de colegios bilingües la postulación se efectúa cuando el niño tiene tres años de edad, lo que le permitirá realizar el kinder en el colegio elegido cuando tenga cuatro años.

Cada vez hay menos colegios privados donde la admisión se lleva a cabo a los cinco años para iniciar en el primer grado de primaria. Las escuelas públicas admiten a estudiantes a partir del primer grado de la educación básica regular.

Hay colegios donde las solicitudes de admisión son mucho mayores que las vacantes disponibles, por lo que un grupo de niños se quedará sin ingresar. Por ello, es aconsejable tener pensada una segunda opción. Las evaluaciones para la admisión son, en algunos casos, durante el segundo trimestre del año (mayo, junio) y, en otros, durante los meses de setiembre y octubre.

¿Cómo es?

El costo de postular a un colegio varía desde S/.50 a S/.200, que es el pago por derecho de admisión. Si el niño aprueba los exámenes y logra una vacante, es usual que el colegio realice un único cobro llamado “cuota de ingreso”, que oscila entre US$200 a US$7,000. Esta cuota de ingreso en algunos casos puede tener un descuento para ex alumnos o para los hermanos.

Luego de estos dos pagos (en el caso de los que ingresan por primera vez a un colegio), viene el correspondiente a la matrícula. Hay colegios que no cobran por este concepto, pero son escasos; muchas veces ya está incluido en las mensualidades o es equivalente a una mensualidad. El mínimo de cuotas al año por el costo del servicio educativo equivale a nueve mensualidades y no excede de 12. Para comparar los costos entre los colegios, lo mejor es considerar los pagos totales, es decir, la matrícula más las pensiones, lo cual da un monto anual que se convierte en el punto de referencia.

Los avances en la cobertura de la Educación Básica y la Educación Intercultural Bilingüe (EIB) demuestran que el Perú ha realizado grandes esfuerzos para universalizar el acceso a la educación. Sin embargo, aún nos enfrentamos a desafíos en materia de logros de aprendizaje integrales y culminación oportuna, particularmente en las zonas más excluidas del país.

Es evidente que los progresos en los aprendizajes en primaria son alentadores los últimos años. La proporción de estudiantes de 2º de primaria con logros satisfactorios en matemáticas pasó de 16.8% en 2020 a 34.1% en 2021. En secundaria, el panorama es muy diferente. Por ejemplo, solo 14 de cada 100 estudiantes de secundaria alcanzan un nivel satisfactorio en comprensión lectora.

Planes abiertos para todos 

La realidad más grave se enfrenta en las zonas andinas y amazónicas del país. En Loreto y Huancavelica, solo 4 de cada 100 estudiantes de secundaria comprende lo que lee. A esto se suma la preocupación por la culminación oportuna de la secundaria, que a escala nacional es de 68.6%, pero que en Loreto llega solo al 38.6% de las y los adolescentes que culmina la secundaria a tiempo.

En EIB, hay serios esfuerzos y avances significativos para brindar educación de calidad a aquella niñez y adolescencia cuya lengua materna no es el castellano. Esto requiere seguir trabajando para tener docentes capacitados que puedan llegar a los estudiantes y, también, asegurar los presupuestos y la prioridad para ese logro.

Una educación inclusiva, equitativa y de calidad es aquella que promueve iguales oportunidades de aprendizaje para todos y todas, pero que a su vez tiene en cuenta las particularidades de cada niño, de su entorno y de su cultura.

En la actualidad, además de las competencias cognitivas, el modelo educativo requiere potenciar las habilidades de las niñas, niños y adolescentes para promover una mejor convivencia y para que tomen decisiones informadas. Una escuela formadora para la vida contribuye a que los y las estudiantes accedan a herramientas para ejercer sus derechos, reconocer la igualdad entre hombres y mujeres, construir una cultura de paz y promover la diversidad cultural.

Perú
Estudios en Perú

Estudios en cualquier faceta 

Desde todos los escenarios, hagamos posible que los avances en la educación continúen y asumamos los desafíos pendientes de manera integral y coordinada para cerrar las brechas en acceso y calidad de la educación con una política que considere la educación como tema central de la agenda política.

Enfrentar estos desafíos, para que el Estado peruano pueda cumplir con el Objetivo de Desarrollo Sostenible (ODS) relativo a la educación, es un imperativo de quienes deciden las políticas públicas y los presupuestos, de las autoridades locales y educativas, de los padres y madres y, sobre todo, de los docentes que se esfuerzan cotidianamente por brindarle a sus alumnos la mejor educación en el aula.

La educación inicial es muy importante para que los niños y niñas desarrollen las habilidades que les permitirán disfrutar de un mejor futuro. Las escuelas ofrecen, además, un espacio seguro donde no solo pueden aprender, sino también jugar e interactuar con otros niños. ¿Conoces la situación actual de la educación inicial en el Perú?

Desde el año pasado y como consecuencia de la COVID-19, las familias peruanas han tenido que cambiar radicalmente su rutina y enfrentarse a una nueva realidad. Aunque muchos han trasladado su trabajo al home office, otros se han quedado sin empleo. Además de tener que buscar distintas formas de seguir generando ingresos, también han tenido que hacerse cargo de la educación de los más pequeños.

La UNESCO asegura que la educación inicial es fundamental puesto que fomenta el “desarrollo holístico de las necesidades sociales, emocionales, cognitivas y físicas del niño, con miras a crear los cimientos amplios y sólidos de su bienestar y de su aprendizaje a lo largo de toda la vida”. En nuestro país, la problemática de la educación inicial se ha profundizado en el último año, por lo que ¡es necesario empezar a tomar medidas para cambiarlo!

Subir